Hints & Tips en Tailandia

¡Hola hola viajer@s! En el anterior post os contábamos algunos consejitos a tener en cuenta antes de viajar a Tailandia. En éste nos centraremos en qué saber mientras estamos allí:) Eso sí, ante todo: ¡hay que disfrutar!

DURANTE EL VIAJE

Comida/bebida: Una de las cuestiones que os planteará el médico será el tema del agua, es decir, beberla embotellada (hay que hidratarse constantemente), evitar cubitos de hielo, verduras crudas y fruta pelada ya que han sido lavadas con ese agua. Pues bien, como ya leeréis en el post del primer día de Bangkok, nos saltamos estas pautas nada más aterrizar jajaja. Si queréis saber por qué, solo tenéis que leer el post titulado: “Las reglas están para romperse. Nuestro primer día”.

También es importante llevar cuidado con la comida de los puestos callejeros, pues tanto la carne como el pescado los tienen al aire libre y ya veréis vosotros mismos que no entra por el ojo comerse eso. No obstante, nosotros sí comimos y nos salió un sarpullido por la espalda. Estamos seguros de que fue por el pescado ya que la otra pareja no comió.

Una pregunta típica: ¿la comida está picante? Nuestra respuesta: Sí, cualquier comida tiende a picar aunque la pidamos “no spicy”, pero no es exagerado, pequeñas esencias de picante sin molestar:)

Templos: la entrada a la mayoría de templos se hace descalzo. Nosotros nos llevamos bolsas para los pies desde España y la gente quedó tan sorprendida jajaja que nos preguntaba que dónde los daban jajaja. Pero no os preocupéis, si no los podéis conseguir o se os olvidan, una vez salgáis del templo, limpiaros los pies con toallitas y os echáis desinfectante de manos (en la farmacia venden botellitas pequeñas y es recomendable llevarlas para lavarnos las manos antes de comer).

Ropa: como dice nuestra amiga Soraya, lo ideal es llevarse una mochila de vagabundo. ¿Qué significa? Pues tres camisetas y dos pantalones jajaja. Ya veréis como es súper cómodo y práctico llevar lo justo para sobrevivir esas semanas. La clave está en lavar y poner, aunque aparezcamos en las fotos con la misma camiseta día tras día;) En nuestro caso, nos llovió mucho y en Chiang Mai había tanta humedad que no se nos secó nada y tuvimos que tirar esa ropa y comprar nueva en un mercadillo. La verdad es que los bazares nocturnos son una pasada:) Si te interesa el tema de los mercadillos, lee nuestro post: “Kalare Night Bazaar en Chiang Mai”-;)

Nos vemos en el siguiente post!! Muuak

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *