Altea, el pueblo blanco de Alicante

Hola hola travellers!!

Este fin de semana hemos visitado un lugar con muuuucho encanto y cerquita de casa. Se trata del municipio de Altea, situado en nuestras bellas costas mediterráneas.

Bien tempranito nos hemos ido a pasear por el casco antiguo, más conocido como EL FORNET, el cual nos ofrece un agradable paseo entre casitas blancas decoradas con flores. Todo un espectáculo de colores:) Conforme vas andando, descubres calles empedradas muy estrechas con portales muy variopintos y aires bohemios. Toda una cucada, la verdad!!

   

Si continuas andando por esta zona tan bonita, te encuentras con muchos miradores en lo alto de la colina, los cuales nos regalan unas vistas y unas panorámicas preciosas.

Andando hemos llegado a la plaza donde se sitúa la Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo (las cúpulas azules que resaltan entre tanto blanco) y hemos podido disfrutar de un concierto en directo de una banda de música alemana.

De tanto caminar hemos hecho hambre, así que hemos comido en el mismo casco antiguo, el Xef Pirata (muy buena recomendación de nuestra amiga Andrea), un gastrobar con unos platos exquisitos y muy buen rollo. Hemos optado por un menú degustación de tapas, todas riquísimas, con fusiones y contrastes de sabores, cosa que nos encanta, así que… No sabríamos decir cuál nos ha gustado más jejeje.

Para terminar el día hemos bajado caminando por todas las callecitas hasta el paseo marítimo y hemos contemplado la bahía y disfrutado de la brisa del mar desde las rocas.

Un lugar recomendable para desconectar un fin de semana y disfrutar, al mismo tiempo, de la versión interior y de la versión costa:)

Un rinconcito con mucho encanto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *