Chiang Mai y sus antiguos templos

Tras nuestro primer día en Bangkok, desde el hotel nos trasladan al aeropuerto bien tempranito y volamos a Chiang Mai (la compañía fue Thai Smiles, incluía desayuno con el vuelo), un vuelo corto, así que enseguida llegamos al norte de Tailandia. Nada más salir del aeropuerto, nos encontramos con un taxista muy joven y decidimos que él nos llevase a hacer el check-in a nuestro hotel (Nap in, totalmente recomendable).

Thai, el taxista con el que aprendimos un montón de curiosidades de los tailandeses

El taxista, Thai, es muy simpático y habla perfectamente inglés, nos preguntó qué pensábamos hacer en la ciudad durante los dos días que íbamos a estar allí. Le dijimos nuestra idea y se ofreció a hacernos de taxista y de guía durante todo el día siguiente por tan solo 1000baths entre los 4, es decir, vienen siendo unos 25€. Toda una ganga para todo lo que descubrimos y aprendimos con él. Evidentemente se llevó propina por sus servicios:) En el siguiente post os contaré dónde nos llevó y os daré su teléfono por si algún día lo necesitáis (él nos dio su permiso para hacerlo).

¿Qué templos son los más importantes para visitar?

Volviendo al primer día de Chiang Mai, por la mañana vimos los templos más importantes de la ciudad a pie, y de todos los que vimos, destacaría el más antiguo, Wat Chiang Man, que data de 1296. No es el más espectacular, pero tiene detalles que sorprenden por su antigüedad.

El otro templo que más nos sorprendió fue Wat Phra Singh, un templo impresionante por su tamaño y por su gran estupa dorada que fue construida para proteger los restos mortales de un antiguo rey.

 

Dentro del edificio principal se encuentra un buda del s.XIV, conocido como Phra Singh Buda. En nuestra visita nos encontramos con muchos fieles venerando a esta imagen.

Curiosidades escolares

Como profe que soy (MªCruz), siempre tengo curiosidad por el sistema educativo del país que visito y, teniendo en cuenta que era agosto, lo que más nos llamó la atención fue la cantidad de niños y niñas que visitaban los templos con su escuela. Y es que los alumnos de los colegios de Tailandia comienzan el curso escolar en mayo y terminan en marzo, por lo que sus vacaciones son durante el mes de abril y otro mes más en octubre como descanso a mitad de trimestre.

Niños por un lado y niñas por otro, tal y como se ve en la foto, cuyos zapatos eran exactamente iguales. Aún me estoy preguntando cómo podían saber cuáles eran los suyos (yo sé de uno que acudiría al olfato jajajaja).

              

Ruta de templos pasada por agua

Nuestra ruta de templos se vio pasada por agua, y cuando ya estábamos empapados hasta…(ya os podéis imaginar jejeje), decidimos volver al hotel a ponernos ropa seca y comer en un restaurante típico tailandés justo en la misma calle de nuestro hotel. Una maravilla ver cómo llovía:), pues en nuestra zona las lluvias son escasas, así que nos encanta la lluvia.

 

Y llegamos ¡por fin! a la street food con cocina callejera tailandesa

Después de comer nos fuimos a comprarnos algo de ropa para ir tirando al Kalare Night Bazar, un mercado nocturno inmenso donde el regateo es imprescindible para cualquier compra. No sólo podéis encontrar ropa, sino también pinturas, objetos hechos a mano, etc. Dar una vuelta para comprarnos ropa era imprescindible, pero ir al mercado con puestecillos de comida eso sí es un must-see. ¡Cómo disfruto con estos sitios llenos de olores, sabores, texturas, colores…y me paro ya que me emociono!

        

Y para despedirnos de este gran día, nos tomamos unos cócteles en Hard Rock con muy buena música y un ambiente muy de nuestro rollo:)

               

 

Espero que este post os haya servido de ayuda para vuestro posible viaje a Chiang Mai, y para cualquier duda no dudéis en preguntarnos: info@viajarengancha.com

Muuuuakaaa amores!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *