Khao Sok, un auténtico descubrimiento

Bienvenid@s a este magnífico POST!! Estábamos deseando publicarlo:))

¿Dónde podemos encontrar Khao Sok?

Khao Sok es un Parque Nacional situado en la provincia de Surat Thani. La superficie del parque se extiende por diferentes zonas, lo que hace que su tamaño se multiplique y podamos disfrutar de unos bosques tropicales impresionantes! Además, se trata de la zona más lluviosa de Tailandia, sobre todo entre Mayo y Noviembre (nosotros lo pudimos comprobar ya que fuimos en Agosto jajaja), lo que ayuda a que la vegetación de la zona sea tan rica.

¿Por qué se trata de una zona protegida?

Según nos contó nuestro guía, Shen (autóctono, pero que hablaba perfectamente inglés), alrededor de 1940 hubo una epidemia mortal y sobre 1970 grupos insurgentes comunistas, junto con estudiantes tailandeses, se movilizaron para proteger la región de cazadores, mineros…, la cual fue declarada en 1980 como Parque Nacional. Desde ese momento, los locales están trabajando y cuidando mucho esta zona para proteger la preciosa naturaleza que la envuelve.  De hecho, para entrar al parque tienes que pagar una entrada (300 THB) y entrar, obligatoriamente, con un guía. No te asustes si no te quita el ojo de encima, pero es por el bien de la zona:)

¿Cómo fue nuestra experiencia?

En primer lugar, nos gustaría señalar que existen dos zonas claramente diferenciadas en este parque: la zona del lago y la zona de la jungla. Lo ideal es experimentar ambas, pero si vais justos de tiempo, como nos pasó a nosotros, tendréis que elegir una. A continuación, os contamos por cuál nos decantamos nosotros;)

Era 18 de Agosto y lo que parecía que iba a ser un día horroroso por conforme empezó…(no nos sonó el despertador y el taxi nos recogía a las 5.30 am jajaja), fue un día de ensueño!!

Llegamos al aeropuerto de Surat Thani desde Chiang Mai, donde nos recogió una pareja tailandesa muy simpática con un bebé (ya lo teníamos reservado desde España con la única empresa local que opera en el lago: khaosoklake.com). Si no lleváis dinero en metálico, no os preocupéis, ellos se encargan de parar a los 15 minutos en una gasolinera donde hay cajero 7eleven y baños. Y… ¡qué baños! Fue mi primera experiencia religiosa con ellos jajajaja, pues era el típico WC situado en el suelo cuya cisterna era un cubo de agua y no había papel…en fin…otra prueba más superada.

Pasados unos 40 minutos, llegamos a la oficina a hacer el check-in de nuestras cabañas flotantes. ¡SÍ! Como veis, nuestra elección fue pasar nuestra estancia en el lago en lugar de la jungla:) Si lleváis maleta (que no fue nuestro caso), deberéis dejarla en la oficina y coger solo lo necesario: bañador, chanclas, ropa de deporte e interior, bolsa de aseo y poco más. El resto es dejarte llevar y disfrutar del lugar y de la gastronomía local:)

Nosotros tuvimos la suerte de tener el guía casi para nosotros 4 solos porque simplemente se nos unió una joven pareja de Holanda con la que compartimos esta aventura:)

Tras salir de la oficina, nos llevaron al pequeño puerto desde donde cogimos un barco que nos llevó a las cabañas flotantes. Fue un recorrido en el que se me secó la boca de tenerla tanto abierta.

¡Qué emoción!

Nada más llegar a las cabañas, nuestros amigos escogieron la parte de arriba para dormir y nosotros nos quedamos con la de abajo.

 Escalera que da acceso a la habitación superior

Interior de la parte inferior. Vistas al lago entre ambas camas

Una vez aclarado esto, ¿para qué esperar más? Nos quitamos la ropa y al ¡¡¡agua patos!!!

Nos dieron de comer sobre las 12,30 (hora de nuestro almuerzo español jajaja) porque a las 15 horas nos llevaron a hacer trekking. Antes de eso, cayó un chaparrón fuerte (como habéis visto en la foto anterior), pero duró solo unos minutos, así que nos pusimos manos a la obra con nuestra ruta.

 

Dicha ruta duró unos 50 minutos andando por la selva tropical. Como había llovido, estaba todo mojado y la sensación fue increíble.

Un lugar maravilloso desde donde disfrutar diferentes sonidos: los ruidos de los monos, los grillos, los pájaros, las gotas de agua caer desde las hojas de los árboles…

 

Llegamos a la Cueva del Coral donde pudimos contemplar formaciones rocosas de hace más de 10000 años con formas muy curiosas. Si le ponías un poco de imaginación, podías ver en las rocas figuras increíbles. Fue una excursión muy interesante:) No tenemos fotos de las cuevas porque no nos recomendaban utilizar flash, y como somos muy respetuosos, solo nos hicimos un selfie y sin flash jeje.

Tras inspeccionar la cueva, volvimos a las cabañas flotantes en unas barcazas de bambú hechas a mano por las familias que viven en el parque.

Es espectacular estar sentado y ver, a lo lejos, la punta de la barca mientras simplemente oyes los sonidos que ofrece la naturaleza.

   

Antes de cambiar de barca para volver a las cabañas, pudimos reponer fuerzas en un puestecillo donde vendían comida y bebida. Otra imagen de postal:)

Ahora sí, nos tocaba volver al refugio, el recorrido fue diferente, pero mereció mucho la pena. Pudimos contemplar pequeñas y grandes formaciones rocosas, las cuales parecían pequeñas islitas, pero con mucha vegetación. A mi me dio por decir que eran icebergs verdes jajaja (que me perdonen los geógrafos físicos jeje).

No solo pasamos por éstos, sino que pasamos por la típica postal que nos muestra el buscador de Internet cuando escribimos “Khao Sok lake”. De hecho, la imagen de la izquierda no es nuestra, la hemos cogido prestada de la página web desde donde contratamos nuestra estancia para que os hagáis una idea de lo chiquitita que te sientes cuando pasas por ahí. ¡Es una sensación indescriptible!

Una vez llegamos de nuevo a las cabañas, cogimos los kayak y nos fuimos a una plataforma que han habilitado con un trampolín. Ya os podéis imaginar las ganas que tenía de saltar desde ahí. SALTA!!!

El día acabó muchísimo mejor de lo que había empezado. Yo no quería dormirme porque eso significaba que se acabaría antes nuestro sueño. No obstante, tampoco dormimos mucho ya que a las 6 de la mañana nos fuimos de safari. Sinceramente, yo pensaba que nos iríamos a inspeccionar por en medio de la selva jajaja, pero fue un safari desde la barca. Aún así, fue una pasada poder escuchar el silencio roto por los sonidos de monos, de culebras, de pájaros…Y contemplar los rayos de sol penetrando entre los árboles. Esa imagen se ha quedado grabada en mi retina para siempre:)

Nuestro guía se encargaba de explicarnos cada una de las especies animales que podíamos encontrar en el parque, así como especies vegetales. Se notaba que había crecido en esta zona y amaba cada uno de sus rincones. Y es que no es para menos:)

Tuvimos la oportunidad de ver a una familia de primates saltando de rama en rama y jugando entre ellos. Fue unrato muy divertido:))

Antes de comer, ya que nuestro Ferry salía a las 16 horas, Juan Antonio y yo aprovechamos para irnos a pasear los dos solos con el kayak (soy de culo inquieto) y respirar profundamente desde el diafragma (no lo terminé de conseguir, pero que conste que lo intenté jajaja).

¿Cuánto nos costó nuestra estancia en el parque?

Como he dicho antes, nosotros reservamos desde España la cabaña porque hay muy pocas y suelen volar jeje. Como éramos 4 amigos, tuvimos una cabaña entera para nosotros, la cual constaba de una parte superior y una parte inferior. Es importante saber que cada uno disponía de un baño privado y ducha.

Pues bien, recogernos del aeropuerto y llevarnos al parque nos costó 1600THB (400baths por persona), lo que vienen siendo 42€; la estancia de una noche en la cabaña con pensión completa (comida, cena, desayuno y comida) más las excursiones a la cabaña y el safari: 16000THB (4000baths por persona), 103€ por persona. Puede parecer caro en comparación con el resto de Tailandia, pues llegamos a dormir una noche por 7€, pero vivir esta experiencia no tiene precio jeje. Este dinero lo pagamos en cuanto llegamos a la oficina a hacer el check in. No obstante, les habíamos hecho un pago de 4000THB meses antes como señal de reserva.

Creo que no se nos olvida nada de este maravilloso lugar. Aún así, si os surge alguna duda o queréis preguntarnos cualquier cosita, no dudéis en escribirnos a: info@viajarengancha.com

Os las resolveremos encantados:)

Comentarios

  1. Elena - Orangepassport

    ¡Muy chulo el post! Os hemos descubierto por instagram y hemos venido a echar un vistazo al blog. Nos gusta mucho 🙂 Veo que este viaje fue como ir visitando lugares que son postales, ¡Una pasada! Le tenemos ganas a Tailandia jeje Seguid así, un saludo

    1. Autor de la
      Entrada
      viajarengancha

      Hola Elena!!! Sí, nosotros también os seguimos en Instagram. Y nos encantó vuestro post de Nara:) Nos trajo muchos recuerdos;) Sí, fue un viaje con mochila y cogimos en 15 días 7 aviones, trenes…pero mereció la pena. Si tenéis oportunidad, no dejéis de ir. Un abrazo

  2. Sharon Marlety

    ¡Que EXTRAORDINARIO viaje han realizado!, sin duda alguna toda una aventura, yo no tenía ni idea que en Tailandia tuvieran un parque así de hermoso, que tal como lo mencionas bien vale la pena visitar, y puede ser caro en comparación con otras actividades, sin embargo creo que este dinero será destinado para los locatarios y la reserva del lugar (en una palabra no hay lucro), y eso vale mucho para activar la economía de los habitantes del lugar.
    Me ha encantado todas las descripciones y anécdotas que nos compartes, me encantan las imágenes, son sensacionales, muchas gracias por compartir tan relevante información espero pronto visitarlo.

    1. Autor de la
      Entrada
      viajarengancha

      Hola Sharon,
      Ha sido, sin lugar a dudas, el lugar más impresionante en el que he estado nunca. Volvería una y mil veces más!!
      Un abrazo y gracias por tu comentario;)

  3. Ana

    Qué pasada de lugar!!! No tenía ni idea de dónde ubicar Khao Sok, pero no podía ser, más que en Tailandia. Viendo vuestras fotos, en las barcazas de bambú, me habéis recordado el viaje que hicimos a China, con esos paisajes llenos de vegetación abundante y esas aguas azul intenso. Visitando aldeas escondidas. Tengo pendiente viajar a Tailandia y cada vez que veo información de ella, más ganas tengo de ir ya!!! Tomo nota de todo, para un futuro, espero que no muy lejano. Gracias chicos por las fotografías y por toda la info. Bss

    1. Autor de la
      Entrada
      viajarengancha

      Hola Ana,
      Nos encantaría viajar también a China, así que si nos decidimos algún día, no dudaré en preguntarte cosillas:)))
      Un abrazo

  4. Mel

    Habéis conseguido que me sintiera como si estuviera en Tailandia. ¡Qué pasada todo! Todas las imágenes que habéis subido a la entrada me parecen de postal. Qué cosa más cuca de cabaña. La verdad es que tiene una pinta súper acogedora.

    También sería una experiencia religiosa para mí descubrir un baño en el que la cisterna sea un cubo y que no haya papel. Madre del amor hermoso, no sé cómo me las apañaría. Me alegro que tú hayas superado la prueba. Caminar por la selva después del chaparrón que os cayó sí que tuvo que ser una experiencia única.

    Sin lugar a dudas, Khao Sok es un lugar maravilloso. Gracias por compartir vuestra experiencia con nosotros. 🙂

    1. Autor de la
      Entrada
      viajarengancha

      Hola Mel,
      Sí, toda una aventura en este parque. Gracias por tus palabras, nos animan a seguir viajando y contando nuestras experiencias.
      Un abrazo enorme!!!

  5. Lucía Cepedal

    Madre mía he flipado con el post. Qué viaje tan bonito y tan interesante. Las cabañas donde os habéis quedado me han gustado mucho y gneial contar con otras dos personas en el viaje para así tener la cabaña entera para vosotros. Me gusta mucho las fotos en la canoa y se os ve tan felices, relajados y con la sensación de libertad en el cuerpo… Un viaje precioso con un paisaje aún más precioso.

    1. Autor de la
      Entrada
      viajarengancha

      Hola Lucía,
      La verdad es que fue un lugar de desconexión total para cargar pilas al máximo. Además, cada vez que me siento agobiada o estresada, me traslado mentalmente allí y eso hace que me relaje.
      Gracias por tu comentario,)

  6. Carmen Ferreira

    Me encantaría viajar a Tahilandia, conozco a muchas personas que han ido y dicen que es precioso!
    no había escuchado sobre el parke nacional de l Khao Sok porque cada persona que va allí nos muestra un viaje diferente.
    Me parece genial que sea zona protegida y lo del guía me resulata muy inteligente porque hay gente que en media hora son capaces de ensuciar y destrozar más que una manadad de elefantes en media vida.
    que maravilla lo de las cabañas flotantes!! y nada caro si lo comparamos con cualquier hotel para un congreso en cualquier capital… si lo comparamos con los 7 euros la media está muy bien.
    No me eextraña que se te secase la boca de abrirla yo me hubiera que dado igual!
    Un saludo

    1. Autor de la
      Entrada
      viajarengancha

      Hola Carmen,
      Un viaje a este lugar debería ser obligatorio una vez en la vida jeje. Sí, lo tienen muy, pero que muy bien cuidado y organizado, de ahí su eterna belleza.
      Un abrazo guapa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *