Núremberg y su impresionante mercado navideño

Núremberg, cuarto destino en nuestra ruta por Alemania

Núremberg es la segunda ciudad, por detrás de Múnich, más grande del Estado de Baviera; situada en la región de Franconia. Se trata de una ciudad medieval impresionante y muy famosa por su increíble mercado de Navidad. De hecho, la idea de este viaje era visitar Núremberg por dos motivos: el primero, ver a mi familia; y el segundo, visitar su mercadillo (uno de los más antiguos, unos 400 años, y el más famoso del mundo). Mirando el tema de los vuelos y qué ver en Alemania, fue cuando nos apeteció verlo todo jajaja, entonces decidimos alquilar un coche y visitar estas cuatro ciudades más: Frankfurt, Heidelberg, Rothenburg ob der Tauber y Múnich. Está claro que es imposible ver todo lo que ofrece cada ciudad en apenas un día, pero vimos lo básico y disfrutamos mucho del ambiente navideño, pues ése era el objetivo primordial;)

Mercado navideño desde la Iglesia de Nuestra Señora

Dónde comer y cenar en Núremberg

A Núremberg llegamos en nuestro coche alquilado desde Rothenburg ob der Tauber, recorrido que nos supuso 1hora y 10 minutos aproximadamente. Las carreteras son fantásticas en este país:)) Llegamos justos para comer, así que guardamos el coche en un párking y nos dirigimos a Gaststatte Karl’s Bruckla a comer. Si os apetece probar comida casera alemana, este lugar no os va a dejar indiferentes;)) Es un restaurante muy acogedor con una decoración típica de los años 30, situado en la esquina de una calle bastante céntrica. Es regentado por una familia desde su apertura hace muchos años, detalle que lo convierte en un lugar más auténtico todavía. No obstante, la camarera, una señora mayor, destaca por su aspecto serio, pero no es impedimento para comer bien y a buen precio.

Interior del local

Ambos nos decantamos por un buen codillo. Yo no soy mucho de carne, pero en Alemania es casi imposible no comer otra cosa jeje. Tuvimos la suerte de estar comiendo y empezar a nevar, así que nuestra idea de visitar el Museo del Transporte (abierto hasta las 18horas) se fue al garete…

Delicioso codillo acompañado de dos bolas de patatas rellenas de pan y una salsa muy rica

Preferimos, sin duda, disfrutar de esta nevada con la que nos recibió la ciudad:)

Núremberg en plena nevada

Después de un rato (más bien largo) jugando con la nieve, sacamos el coche del párking y nos dirigimos al vecindario donde nos íbamos a alojar en casa de una anfitriona. Al igual que en Heidelberg, aquí en Núremberg también optamos por esta opción de alojamiento y no estamos nada arrepentidos. Una experiencia muy satisfactoria por el trato, el alojamiento y su cercanía con el castillo. Os mostramos, a continuación, nuestro vecindario en la ciudad;)

Zona de Roritzerstrafe, Bayern (Núremberg)

Vistas desde la habitación a un patio interior

Una vez hecho el “check-in” en casa de la chica, fuimos caminando unos 20 minutos hasta la Plaza del Mercado (Hauptmarkt) atravesando el castillo, el cual nos impresionó muchísimo. Pero no nos entretuvimos a verlo porque habíamos quedado con mis primas (que viven cerquita de Núremberg) para cenar. No obstante, sí nos dio tiempo para dar una vueltecita por el mercado y verlo desde el balcón de la Iglesia de Nuestra Señora, tal y como hemos mostrado en la primera fotografía. La entrada nos costó 3.50€ y te dejan estar un ratito para realizar fotos. El horario de apertura es el siguiente: viernes de 17h a 21h (que fue nuestro caso); pero sábados y domingos solo de 13h a 17h. Eso sí, los niños cuya altura sea menor a 130cm tienen la entrada gratis;) Lástima que mida 153cm jajajaja.

Nürnberger Christkindlesmarkt con la Iglesia de Nuestra señora al fondo

Por fin me avisó mi prima Pili y fuimos a su reencuentro en la Iglesia de San Lorenzo (Lorenzkirche). Dicha iglesia comenzó a construirse en 1250 y se caracteriza por tener dos agujas en el campanario con una altura de 80 metros. Actualmente se utiliza para el culto evangelista.

Iglesia de San Lorenzo (Lorenzkirche)

Reencuentros familiares en un entorno mágico

Feuerzangenbowle

Puesto que ellos se conocen muy bien la ciudad, nos llevaron a tomar una bebida diferente a la que estábamos acostumbrados estos días (Glühwein). Se trataba de Feuerzangenbowle, una especie de ponche que se bebe caliente. El nombre de la bebida proviene de una peli alemana de 1944: Die Feuerzangenbowle, cuyo director es Helmut Weiss. De hecho, si os fijáis en la segunda imagen, hay una pantalla muy grande donde se está proyectando dicha película. En la primera imagen, fijaos bien en el centro de la barra, hay un barril enorme de donde sale esta bebida tan famosa en la ciudad y con un ambientazo genial para pasar un buen rato.

Garito visto desde el puente que cruza el río Pegnitz

Tras tomar esta bebida alcohólica tan peculiar y habiendo entrado en calor, nos fuimos a cenar. Puesto que estábamos un poquito cansados de la comida alemana, nos llevaron a un mexicano “El Pancho” que, casualmente, ya lo habíamos visto a medio día porque estaba en la misma calle del restaurante donde comimos (casualidades jeje). La comida estaba deliciosa, pero sobre todo el ambiente con la familia fue la guinda del pastel:)))

Foto familiar en el hall de “El Pancho”

De camino a casa, a los pies del castillo

Castillo de Núremberg, símbolo de la ciudad

Al día siguiente, hicimos el check-out, dejando las maletas en nuestro coche de alquiler y fuimos a visitar el castillo. Quisimos tomarnos una foto en el mismo lugar de la noche anterior, desde donde se aprecia parte de la terraza del castillo (al fondo de la imagen). Se conoce como Castillo Imperial (fortaleza militar de la Edad Media) porque en él residieron todos los emperadores del imperio germano desde el año 1050 al 1571. Además, está situado en lo alto de una colina, lo que ofrece unas vistas de la ciudad impresionantes.

Selfie mañanero

La verdad es que era un ambiente muy invernal y  navideño gracias a la nevada que había caído el día anterior. Verlo todo con una capa blanca lo hacía todavía más bonito:))

Decidimos entrar al Castillo Imperial de Núremberg (Kaiserburg Nürnberg), cuya entrada nos costó 5.50€/persona y pudimos ver el Museo (está muy chulo ver todo lo que conservan de aquella época), el cual ofrece audio guías en diferentes idiomas: Alemán, Inglés, Francés, Italiano, Español, Ruso…pagando un extra en la entrada;) y todo el patio interior.

Uno de los patios interiores

El horario de apertura del castillo es el siguiente:

-De abril a septiembre de 9 a 18 horas

-De octubre a marzo de 10 a 16 horas.

Cerrado días festivos como el 1 de enero y 24, 25 y 31 de diciembre.

¿Cómo llegar al castillo? 

Hay que tener en cuenta que no hay parking, por lo que lo mejor es llegar andando o en transporte público, dependiendo de dónde lleguéis. Si vais de paso a la ciudad y llegáis en tren, tenéis tres opciones para llegar desde la estación central de Núremberg: 1. En metro dirección: “Lorenzkirche”; 2. En tram dirección “Tiergärtnertor”; o 3. En bus dirección “Burgstrasse”.

Vistas desde una de las ventanas interiores del castillo

Vistas a la ciudad de Núremberg desde la terraza de su castillo

Árbol gigante situado en el patio del castillo

Vistas del castillo desde el exterior

Mercado de Navidad de Núremberg

 

Como hemos dicho al principio del post, el mercado de esta ciudad es famoso en todo el mundo y es uno de los más antiguos. Como veis, tuvimos la suerte de encontrarlo teñido de blanco, por lo que hay que ir bien abrigados si no queremos convertirnos en hielo jeje. En este mercadillo podéis disfrutar, al igual que en el resto de los que visitamos durante nuestra ruta, del Glühwein, de regalitos y figuritas navideñas, de dulces típicos alemanes…Pero, sin duda, no os podéis ir de aquí sin probar sus famosas salchichas (Nürnberger Rostbratwurst). La verdad es que son las que más nos gustaron de todas las que probamos:)

Chistkindlesmarkt

Tomando un rico glühwein

 

La anilla negra de la Fuente Bonita (Schöner brunnen)

Esta fuente, conocida en alemán como Schöner brunen, está justo en frente de la Iglesia de Nuestra Señora, tal y como mostramos en la imagen, y es una fuente en forma octogonal con unos 20m de altura. En dicha fuente se aprecian 40 esculturas (réplicas) que representan diferentes figuras históricas. Las originales las podemos encontrar en el Museo Nacional;)

Fuente Hermosa (a la izquierda de la imagen)

La fuente está rodeada por una reja de hierro bastante estrecha, lo que impide una visión clara de la misma. Además, en la época del mercado, ésta está rodeada por los puestecillos navideños y aún se hace más difícil su acceso. No obstante, es muy bonita si os alejáis un poco y la veis desde lejos:)

Leyenda que envuelve la fuente

Si os acercáis a la fuente, es posible que veáis a muchos turistas haciendo cola y girar un anillo dorado que hay en la verja. Pues bien, es porque la leyenda dice que si giramos tres veces dicha anilla mientras pedimos un deseo, éste se cumplirá. Sin embargo, esta anilla dorada es la conocida por los turistas. La auténtica anilla es negra y se enconde justo en el lado opuesto y es la conocida por la gente local. Nos costó un poquito encontrarla, pero por fin dimos con ella y pedimos nuestro deseo:)))

Girando la anilla negra de la fuente

Deseo, deseo…

No os podéis ir sin girarla y pedir vuestro deseo: es una tradición;)

Después, nos dimos una vuelta por las calles cercanas al mercado, cruzando el río que divide a la ciudad.

Puente que cruza el río y divide la ciudad en dos partes

Campo Zeppelin (Zeppelinfeld)

Para terminar nuestra jornada en esta bonita ciudad, fuimos en coche al campo Zeppelin, situado a las afueras de la ciudad. La entrada es libre y gratis. Veréis que hay carteles informativos sobre la historia del recinto y en las fotografías se aprecian los bombardeos sufridos. Sin embargo, se conserva muy bien y podemos apreciar las dimensiones del lugar. Lugar donde Hitler daba sus discursos (podéis ver el púlpito desde donde los daba al fondo izquierda de la imagen) a los nazis. No sabemos por qué, pero fue el lugar donde más frío pasamos de todo el viaje. Sensaciones extrañas…

En las gradas del Campo Zeppelin

Dónde comer cerca de Zeppelin

Justo a las espaldas del campo se encuentra una taberna muy grande con comida típica alemana. Se trata de un restaurante muy grande, con un salón grande dentro y una terraza fuera. Fue el primer lugar donde ofrecían pescado en su carta y decidimos probarlo. Teníamos ganas ya de cambiar de palo jeje. El restaurante se llama Bahnhof Dutzendteich y el servicio fue rápido y muy amable.

Yo me pedí un Schweinebraten (asado de cerdo) por 8.90€, acompañado de una ensalada por 2.40€; y Juan Antonio se pidió el pesado, una especie de perca (Zander Gemuese) por 12.80€; y dos cervecitas de medio litro por 3.30€ cada una:))

Gaststätte Bahnhof Dutzendteich

Aquí acaba nuestro estancia en Núremberg, así que cogemos el coche rumbo a Múnich, último destino de este fabuloso viaje:)))

De camino a Múnich

Atardecer alemán desde la carretera

Nos vemos en el siguiente post. ¡Un abrazo, viajer@s!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *